5 Formas de saber si tienes fuga de gas sin ser un profesional

Cómo saber que te falta gas en el aire acondicionado

Hay síntomas que te ayudarán a saber si se trata de fuga de gas a simple vista, podrás saberlo sin necesidad de llamar a un técnico (saber dónde se encuentra la fuga y cómo repararla es más difícil y se debe dejar en manos de un profesional) que se especialice.

  1. El aire acondicionado no enfría o enfría poco : está claro que en esta época de frío no lo comprobarás, pero puedes tenerlo en cuenta para el próximo verano. Si ves que la máquina enfría menos que de costumbre comprueba que en la máquina exterior se ponga en funcionamiento tanto el ventilador como el compresor (si funciona pero el aire no enfría, pierdes gas).
  2. Se congela la tubería de cobre en la unidad exterior: este es más fácil de averiguar aunque no siempre se produzca por fuga de gas. Esto sucede porque hay fuga de gas y aún disponemos de gas en el interior del aire acondicionado.
  3. Se congela parte de la unidad interior: de la misma forma en la que se puede congelar la tubería de la unidad exterior, la falta de gas puede hacer que el intercambiador de la unidad interior se escarche o congele.
  4. Hay goteras en la unidad interior: como se ha mencionado en el punto 3, el inercambiador de la unidad interior se congela, esto crea un bloque de hielo que al descongelar crea un desbordamiento de la bandeja que recoge los condensados.
  5. No hay calor (aire acondicionado con bomba de calor): algunas unidades esperan a generar suficiente calor para empezar a ventilar y si no es así, no se encienden o simplemente ventilan.

Espero que esta lectura ligera te haya sido de ayuda, para cualquier duda contacta con nuestro profesional y que podamos averiguar un problema de tu aire acondicionado en profundidad.

A.Acondicionado de gas R32 (A+++), piensa dos veces antes de comprarlo

Lo que debes sabre sobre el gas R32

Probablemente lo puedas identificar en un aire acondicionado con eficiencia energética A+++, se trata de una evolución que surge de entre los gases utilizados en aires acondicionados, concretamente del popular R410 ya que se compone de un 50% del mismo.

Su característica principal es su gran potencial como refrigerante ya que es aproximadamente un 30% más eficiente como climatizador. Esto puede parecer una gran ventaja de cara al consumo eléctrico.  Por otra parte es menos contaminante a diferencia del R410.

Por qué pensarlo dos veces

Está claro que al tener una eficiencia energética parece una gran ventaja pero no todo es tan bonito cara a la realidad ya que se considera un gas inflamable, esto significa que sólo puede ser tratado por empresas instaladoras de nivel 2 según el reglamento de seguridad de instalaciones frigoríficas. 

¿Qué significa esto? Que si necesitaras hacer una reparación por problemas de avería, una recarga o una instalación, te ves en la obligación de acudir a una empresa que debe tener por lo menos un ingeniero en plantilla, un seguro de responsabilidad civil de 900.000€ y los medio técnicos necesarios para la instalación de aires acondicionado de gas R32 (teniendo en cuenta que no son los mismos medios que en un gas R410). Desgraciadamente, gran parte de las empresas no cumple estos requisitos, por lo que se limitan al tratamiento con aires acondicionado de gas R410 ya que a la gran mayoría de empresas no les está permitido o no cuentan con los medios técnicos requeridos.

No parece un tipo que gas que favorezca al consumidor, no parece una alternativa económica y por tanto es difícil que alguien contribuya con el medio ambiente de esta manera.

En instalaciones gomes, podemos ofrecer alternativas a nuestro cliente para hacer cambios de gas, de R22 a R410 por ejemplo.

Calcula la potencia del aire acondicionado que necesitas

Probablemente quieras instalar un aire acondicionado pero no sabes qué marca comprar o qué características debe tener, tu único objetivo sea gastar lo justo y es por ello que debes aprender a calcular la potencia del aire acondicionado que necesites y hacerte a la idea del presupuesto que te ofrezca un instalador oficial de aire acondicionado.

Lo primero es calcular la superficie de la estancia en metros cuadrado sabiendo que debes tener por lo menos 100 frigorías por metro cuadrado. Por ejemplo, si quieres instalar un split en una habitación de 10m2 tu necesitarás un aparato de por lo menos 1.000 frigorías, o si la estancia mide 50m2, por lo menos requerirás 5000 frigorías. 

Por otra parte, si encuentras un aire acondicionado con la cantidad de frigorías deseadas lo mejor es que también tengas en cuenta su eficiencia energética, que tenga tecnología inverter ya que evita constantes encendidos y apagados del aparto

A partir de aquí lo que puede variar es el precio de mano de obra, todo dependerá de la compañía y los procesos que requiera la instalación del aire acondicionado, independientemente de que sea Split, cassette o por conductos. Para la mano de obra requerida la mejor información te la puede proporcionar uno de nuestros profesionales, no es tan simple como resolver la duda con una llamada ya que en algunos casos (no todos) es necesario hacer una visita y ver el material del que haya que disponer en el momento de la instalación.